“Paraguay debe demostrar que está haciendo las cosas correctamente y avanzar hacia la trazabilidad”

En los últimos años, los mercados han ido mostrando una creciente exigencia en cuanto a la trazabilidad de los productos agrícolas. Esta exigencia, está relacionada con la seguridad alimentaria, la garantía de calidad, la sostenibilidad y la transparencia. En nuestro país, se ha instalado el debate sobre si representa una amenaza al sector productivo o si las empresas agrícolas que adopten sistemas de trazabilidad podrán satisfacer estas demandas crecientes y obtener una ventaja competitiva en el mercado.

En ese sentido, Roberson Almeida, productor agrícola de la zona de Cedrales, Alto Paraná, hizo un análisis sobre las exigencias de trazabilidad de los productos agrícolas para el futuro de la agricultura y explicó a Valor Agrícola que, hoy el agricultor que quiere “trabajar a escondidas” no va sobrevivir mucho tiempo ya que, la transparencia permite demostrar que estamos haciendo las cosas correctamente y esto genera confianza, credibilidad y por sobre todo otorga un mayor valor agregado a nuestros productos.

“Hay que ser transparentes, ya sea con el cultivo de soja como con cualquier otro rubro. Debemos conocer y mostrar el origen y el proceso de producción de los alimentos, desde la siembra hasta la distribución, esto proporciona un valor agregado con el que los agricultores pueden obtener una mejor valoración y mejores precios por sus productos”, indicó.

Almeida, ha sido seleccionado como uno de los 20 mejores agricultores del mundo por Bayer Forward Farming por el trabajo que viene realizando en la Fazenda Almeida y sostuvo que está consciente de que los compradores y los mercados internacionales están cada vez más interesados en productos sostenibles y de origen responsable.

Recalcó que la trazabilidad es el principal foco y es algo en lo que están trabajado desde hace tiempo. Indicó que actualmente tienen la capacidad de rastrear el origen y el historial de un producto desde la siembra hasta la distribución. Esto implica tener sistemas de registro y seguimiento de cada etapa del proceso agrícola, desde la siembra hasta el empaque y la distribución. Señaló que la trazabilidad es fundamental, ya que permite identificar y solucionar de una manera más eficiente cualquier inconveniente.

Fazenda Almeida cuenta con la certificación de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), que les permite exportar el producto nacional a mercados competitivos. “Para obtener esta importante certificación internacional tuvimos que tener la trazabilidad de todo el establecimiento y demostrar que desde el 2007 no tenemos deforestación en el campo. Actualmente, cuando comercializamos nuestros productos, tenemos bonificaciones por tener esa trazabilidad. Si trabajas dentro de este mecanismo, tu producto ofrecerá un valor agregado y tendrá un mejor retorno económico porque será mejor pagado”.

Según manifestó, cada vez más será difícil trabajar fuera de este modelo y lo más conveniente para el país y el productor es demostrar al mundo, que Paraguay es correcto, transparente, y cuenta con un gran potencial productivo.

En términos económicos dijo que, aparentemente pareciera que avanzar hacia este sistema representaría un alto costo, pero “haciendo bien los cálculos, la diferencia es insignificante para todo el retorno que te puede dejar ofrecer un producto con un diferencial e ingresar a mercados exigentes que pueden pagar más”.

Almeida insistió en que trabajando 100% con este proceso transparente se traducirá a un menor costo, mayor productividad y mejor resultado.

El debate sobre las exigencias por parte de la Unión Europea continúa, por lo que Almeida manifestó que es probable que estos cambios se aceleren en el futuro, ya que la demanda de alimentos producidos de manera sostenible sigue creciendo y, además, todo indica que este sistema irá instalándose cada día más en la agricultura.

Fuente: Valor Agrícola

Compartir:

Más publicaciones

Excluir a Europa como destino para las exportaciones afectará a la economía, asegura la CAPPRO

La Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales (CAPPRO), se pronuncia sobre las exigencias de la unión europea y afirma que la consecuencia de excluir a Europa como destino de exportaciones de subproductos de soja van a ser graves desde el punto de vista económico para las exportaciones. “El país perdería un mercado valioso para definir el valor de la harina exportada y esto va a tener un impacto directo en el precio de la soja que reciben los productores”, expresa el comunicado.

Abrir chat
¡Hola! Bienvenido a Transagro, Ingresaste desde la web.